En la mitología romana Juno era una diosa, equivalente a la Hera griega, diosa del matrimonio y reina de los dioses.427 - Túnez, Museo Nacional del Bardo. Estatua de la diosa Juno procedente de Cartago._thumb[7].jpg

Al principio, Juno personifica el ciclo lunar, rige fiestas en relación con los principios del mes y el renacimiento de la luna. Es invocada también bajo el nombre de Lucina: en ese caso era la diosa que velaba por los nacimientos, por los que iban a ser dados a luz.

Juno es el símbolo del matrimonio. A veces incluso podemos ver entre sus manos la manzana de granada, emblema de la fecundidad. Muchas veces vemos como Juno monta en cólera y tiene ataques de celos terribles contra las mujeres que cortejaba Júpiter. Los animales que le son consagrados son la vaca y el pavo real.
-EPÍTETOS Y FUNCIONES
Incluso más que otras deidades romanas mayores, Juno ostentó un gran número de epítetos significativos y variados, nombre y títulos que representaban diversos aspectos y papeles de la diosa.
De acuerdo con su papel central como diosa del matrimonio, recibía los siguientes títulos:
  • Interduca, ‘la que lleva a la novia al matrimonio’
  • Domiduca, ‘la que lleva a la novia a su nuevo hogar’
  • Cinxia, ‘la que pierde la faja de la novia’
Si bien muchos otros de sus epítetos tienen mucha menos relación temática:
  • Regina (‘la reina’), aspecto por el que fue nombrada en el Templo de Júpiter como parte de la Tríada Capitolina, enfatizando que el papel de la diosa como esposa de Júpiter y reina de los dioses era el más importante en ese contexto. También había templos a Juno Regina en el monte Aventino, en el Circo Flaminio y en la zona que se convertiría en el Porticus Octaviae.
  • Moneta, como protectora de las riquezas del Imperio romano. La etimología de este epíteto es controvertida, pudiendo derivar de mons, ‘monte’, por estar uno de sus templos en la colina Capitolina o de monere, ‘avisar’, por el aviso que dio a los romanos para evitar el ataque de los galos.
  • Lucina (‘la que trae niños a la luz’) y Lucetia (‘la que trae luz’), cuando ayudaba en los partos.
  • Pomona (‘de la fruta’).
  • Pronuba (‘matrona de honor’).
  • Ossipagina (‘la que moldea los huesos’ o ‘la que fortalece los huesos’)
Sin embargo, algunos de estos títulos pueden haber sido inventados como descripciones poéticas y puede que realmente no hayan sido usados en el culto a Juno.